En la diversidad está la verdad

Según la historia bíblica, la majestuosa Torre de Babel fue el fruto de la soberbia humana. Esta arrogante osadía desató la furia divina que, a manera de castigo, sembró el caos y la confusión entre aquellos que se atrevieron a edificar "una torre que llegue hasta el Cielo”, creando de esta manera los idiomas actuales.
Lejos de comulgar con este concepto, creemos firmemente que la diversidad debe entenderse como una bendición y no como un estigma. Por ello y para ello, aspiramos a crear una música que beba de diversas fuentes y latitudes, conscientes de la capacidad integradora del arte.